Distintos tipos de desarrollos y fecundaciones en animales…

Para comenzar con nuestro tema nuevo, repasamos algunos conceptos que necesitamos tener frescos..

Algunas definiciones…
Reproducción asexual
La reproducción asexual, también llamada reproducción vegetativa, consiste en que de un organismo se desprende una sola célula o trozos del cuerpo de un individuo ya desarrollado, que por procesos mitóticos, son capaces de formar un individuo completo genéticamente idéntico a él. Se lleva a cabo con un solo progenitor y sin la intervención de los núcleos de las células sexuales o gametos.

La reproducción sexual o gámica constituye el procedimiento reproductivo más habitual de los seres pluricelulares. Muchos de estos la presentan, no como un modo exclusivo de reproducción, sino alternado, con modalidades de tipo asexual. También se da en organismos unicelulares, principalmente protozoos y algas unicelulares.
Se puede definir de tres formas, aceptadas cada una por diversos autores.
• Reproducción en la que existe singamia (fusión de gametos)
• Reproducción en la que interviene un proceso de meiosis (formación de gametos haploides)
• Reproducción en la que interviene un proceso de recombinación genética (descendencia diferente a la parental)

En la fecundación externa los espermatozoides y los óvulos se juntan en el exterior del animal. Los espermatozoides son células muy sensibles al medio que les rodea. Deben estar en un medio con gran cantidad de agua para poder desplazarse hasta el óvulo, por lo que este tipo de fecundación debe realizarse en agua o en un medio muy húmedo, como en el caso de las lombrices de tierra.

La fecundación interna es la que se produce en el interior del animal, que será la hembra en especies con sexo separado. Para ello, los espermatozoides deben entrar en el oviducto. La forma de hacerlo puede ser mediante un órgano copulador, como el pene, por estrecho contacto entre oviducto y espermiducto, como la cópula en aves, o por la producción de espermatóforos que se introducen en el oviducto.

OVÍPAROS: son todas aquellas especies que nacen a partir de un huevo fecundado, y las especies que más se conocen son los peces, las aves, los anfibios y los reptiles.

OVOVIVÍPAROS: Un animal es ovovivíparo cuando los huevos permanecen dentro del cuerpo de la hembra hasta su eclosión y tiene aspectos en común tanto con el oviparismo y con el viviparismo.
El ovoviviparismo se presenta en muchos tiburones y otros peces, en algunos reptiles y en diversos animales invertebrados.

VIVÍPAROS: es todo aquel animal cuyo embrión se desarrolla en el vientre de la hembra. Tras la fecundación, el embrión se desarrolla en una estructura especializada donde recibirá el alimento y oxígeno necesarios para formar sus órganos, crecer y madurar hasta el nacimiento.
La forma más avanzada de viviparismo se llama viviparismo placentario y se da en la mayoría de los mamíferos exceptuando a los marsupiales.

OVULÍPAROS: son aquellos animales que poseen fecundación y desarrollo externos, que se reproducen en el agua. El macho tira al agua los espermatozoides y la hembra tira al agua los óvulos. Luego se juntan y forman en HUEVO o CIGOTA.
EJ: anfibios, moluscos, crustáceos, equinodermos.

El desarrollo directo consiste en alcanzar el grado de madurez sexual sin cambios morfológicos aparentes, excepto el aumento de tamaño.

El desarrollo indirecto consiste en que el animal surge de un huevo en estado larvario y, para pasar al estado adulto, debe sufrir cambios acusados en su morfología. A veces, existen distintos estados larvarios.

Estos videos nos aclararon aun mas algunos conceptos

Y asi comenzamos a investigar sobre nuestro próximo proyecto…

Esta entrada fue publicada en 2013, ciclo lectivo, Cs. Naturales 2013. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *