Caperucita Roja, por Jero

Una de  esas mañanas de Junio que uno solo  espera dormir y comer, pasó a ser el peor día de mi vida,  la peor anécdota que por suerte puedo contar y empieza así: estaba recostado sobre la hierba  y hojas secas que me asemejaban de colchón, me sentía muy relajado como si fuera mi cumpleaños, estaba muy contento y empecé a pensar  ¿qué podría comer hoy?…Ratones comí ayer, ardillas están refugiadas, me gustaría alguna liebre pero hay que correrlas mucho.  De pronto, algo me llamó la atención, vi a una chiquilla tierna y se me hizo agua la boca y hasta pensé poder saborear esos huesitos….mmm…

Ella tenía una capuchita roja con una adorable falda, una canastita con: una manzana, una tarta de espinaca y unos pastelitos muy sabrosos.  La seguí disimuladamente en todo su trayecto hasta que me preguntó cuál camino debía tomar para ir a la casa de su abuela.  Yo le mentí y le indiqué el camino más largo, para ir yo por el corto y poder comer el plato principal, que sería la abuela y una hermosa cereza de postre, que sería caperucita roja, que así llamaban a la chica.

Cuando llegue a la casa, me recibió la abuela pensando que era caperucita porque no veía nada y de un mordisco la deboré.  Ella era bastante mayor con anteojitos, un tanto arrugada y estaba mas o menos rica. Luego me disfracé de ella y recibí a la niña.

Ella me preguntó inocentemente, ¿para qué tenés esa nariz tan grande? para olerte mejor respondí, y … ¿para qué esas orejas tan grandes?, para oírte mejor dije y… ¿esa boca tan grande?,  para comerte mejor, ahí la saboreé, estaba riquísima.  Por mala suerte había un cazador merodeando y me escuchó. Entró a la casa, me abrió la panza con un hacha, las sacó a ellas y las salvó.  Yo con una gran herida salí disparado y nunca volví a ese infierno. Pero, igualmente, sólo me quedé con lo mejor: los Rolling Stones, el fútbol y el asado.

El Lobo

Esta entrada fue publicada en Cuentos tradicionales, Jero Leguizamon, Lengua 2014. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Caperucita Roja, por Jero

  1. Belen dijo:

    Sos gracioso Jero!!! Que final!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *