Los tres chanchitos

Querido Papá Lobo:

La semana pasada traté de cazar tres cerditos para alimentar a la familia y no lo logré. Ya sé que no tenemos mucha comida y que eso no nos va a satisfacer pero hago lo que puedo.

Ellos hicieron tres casas: la primera era de paja que fue fácil de derribar, la segunda estaba hecha de madera, esa fue más difícil  y la tercera estaba hecha de ladrillos y no la pude derribar.

Cuando me deslicé por la chimenea para atraparlos no me di cuenta de que había una caldera ahí abajo, así que me quemé, salí corriendo y no vi por dónde corría así que me extravié.

Te estoy escribiendo desde alguna parte del bosque donde no hay ninguna señal de algún otro ser vivo más que yo y muchos árboles.

A esta altura ya no sé con qué tratar esta situación y cómo tratarla. Espero poder encontrar aunque sea un conejo para la familia.

Espero que nuestra situación mejore. Cariños:Hermano mayor Lobo    

Esta entrada fue publicada en Cuentos tradicionales, Lengua 2014, Nacho Troisi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *